Pequeña perenne

Osyris alba, una planta parásita de clima árido


Calta o Caltha palustris

Retama loca

La retama ida (Osyris alba) es una pequeña planta perenne del género Osyris incluida en la familia Santalaceae. La especie está muy extendida en todos y cada uno de los países de la cuenca mediterránea, desde el sur de Portugal a Turquía. Está presente en Asia occidental y el norte de África desde el Marruecos a Túnez y Libia. Esta especie xerófila vive en zonas de tiempo árido y semidesértico, en zonas radiantes a altitudes de entre 0 a mil ciento diez metros sobre el nivel del mar. En tiempos más convenientes que asimismo puede abundar hasta mil ochocientos metros.

Conoce las atractivas peculiaridades morfológicas del género Osyris

Osyris amanecer es un hemiparásito arborescente que mide entre treinta a ciento cincuenta cm. Los tallos son leñosos, de color cobrizo o bien verde obscuro, en ocasiones postradas. Esta planta tiene numerosas ramas estriadas longitudinalmente, verdes cuando son jóvenes. Las hojas son lineares, lanceoladas, coriáceas, persistentes, si bien en ocasiones de hoja caduca. De quince a treinta y cinco milímetros de largo y 1-cinco ??milímetros de anchura que se generan a lo largo del invierno, al tiempo que en verano son prácticamente ausentes. Las flores son hermafroditas o bien unisexuales, en este último caso, las flores masculinas y femeninas muestran diferencias asociadas con la temporización de la polinización.Son pequeñísimas (1 o dos mm), con 4 tépalos de color verde amarillo y 4 estambres. El periodo de floración se prolonga desde marzo a junio. Los frutos son pequeñas drupas sustanciosas de color colorado, de unos cuatro-seis milímetros de diámetro.

Sus raíces forman haustorios que aprovechan las raíces de las plantas próximas y extraer su savia. Del mismo modo que el resto de especies santaláceas, tiene la característica de ser una planta hemiparásita, con lo que puede extraer la savia salvaje desde las raíces de las planta vecinas.

Cycas revoluta de interior

Retama loca

Se está estudiando sobre sus aplicaciones medicinales

Pero como la práctica totalidad de las plantas Osyris alba asimismo tiene una serie de usos: le han sido atribuidas peculiaridades astringentes resaltando su empleo en el campo de la medicina. Por otro lado, asimismo se ha empleado a lo largo de muchos años en la confección de escobas. Pese a que muchas de las aplicaciones medicinales de esta planta son ignotas, se está estudiando su actividad antiparasitaria, con lo que hay que eludir su empleo siempre y cuando no se disponga de supervisión médica.

Se ha observado que puede resultar útil ante infecciones de parásitos como Entamoeba histolytica y Giardia intestinalis.



En esta entrada se habló de pequeña perenne

No hay comentarios:

Publicar un comentario